Búsqueda  

Subcultura

El SED consideraba a los artistas como servidores del sistema político. Algunos intentan eximirse de esta exigencia. Desean crear sus obras libres de la tutela del Estado. Para esquivar las prohibiciones de actuar y la censura estatal hacen uso de espacios privados y eclesiásticos.



El arte en la RDA va unido a la ideología política del partido del Estado SED. Todos los ámbitos del arte son dirigidos y controlados por el Estado. No existe un mercado del arte libre.

A finales de los años 1970 comienza a desarrollarse en la RDA una escena artística alternativa. La mayoría de sus protagonistas no se consideran a sí mismos opositores políticos. Pero su afán por utilizar formas de expresión propias genera desconfianza entre los dirigentes de la RDA. La Stasi se infiltra en la escena para limitar su repercusión pública.

Aun así, los escritores, actores, pintores y músicos críticos cuentan con un público creciente en las iglesias, patios traseros y salas privadas. Algunos artistas se oponen abiertamente a la dictadura y colaboran con grupos opositores. A estos artistas se les prohíbe trabajar, se les detiene o expulsa. Cada vez más artistas intentan irse de la RDA para poder crear libremente.
Imprimir página | Recomendar página | Enviar comentario